La moneda sale cruz a ICOM UDEA en el primer duelo de fase de ascenso ante CAM Enrique Soler (68-70)

Salió cruz. Pudo ganar cualquiera, pero salió cruz. ICOM UDEA cayó derrotada en un trepidante último minuto en el que pasó de todo ante el Ciudad Autónoma de Melilla Enrique Soler (68-70). La primera jornada de la fase de ascenso en Liga EBA dejó un sabor amargo a los 1.058 espectadores que se dieron cita en el graderío del pabellón Doctor Juan Carlos Mateo-Ciudad de Algeciras.

Unos rigurosos dobles pitados sobre Jose Balmón, una falta que sirvió a los norteafricanos para deshacer el empate a 68 y un tiro errado de Mick Murray sobre la bocina dieron la victoria a los melillenses, un equipo trabajador y pegajoso que llegó a ir 9 abajo y nunca tiró la toalla.

ICOM UDEA mostró buena actitud durante todo el partido. Renació Murray, 20 puntos, y ayudó a un Balmón cuya lucha fue incansable, otros 20 puntos. Los algecireños fueron delante todo el partido. Pero faltó el golpe de gracia final en un muy buen tercer cuarto en el que Enrique Soler mantuvo la fe más allá de aguantar el tipo. Al igualar el choque creyó más en sí mismo y tuvo la pizca de suerte que hace falta en este deporte cuando llegan los finales apretados. Toca pensar en Marbella.

Javier Nieto/Entrenador CEM Enrique Soler: “He visto a Algeciras con miedo a ganar”

“Ha sido como pensábamos, no terminábamos de entrar en el partido y tuvimos además problemas de faltas personales en jugadores importantes nuestros. Tuvimos que andar rotando, sin continuidad y nadando mientras pensábamos que nos íbamos a ahogar en la orilla. Luego empatamos y creímos en nosotros. Los detalles han marcado el partido. He visto a Algeciras con miedo a ganar y para nosotros este encuentro era como una última bala. Un detalle puntual te da un partido. Hemos defendido a pista entera y vinimos a por el choque”.

Javier Malla/ Entrenador ICOM UDEA: “En la segunda fase las cosas son así”

“Ha sido un partido muy igualado todo el tiempo, tuvimos algunas precipitaciones en momentos clave del último cuarto. Ellos han gestionado muy bien sus ataques finales. La segunda fase será así. Al final se pierde por falta de frescura y porque ellos estaban en esos dos minutos más metidos. Fallamos muchos tiros libres y permitimos a Molina jugar con dos triples consecutivos. De los árbitros no opino. Tenemos que acostumbrarnos a que en la segunda fase todos serán partidos a cara de perro y que esto es así. Hoy le toca a Melilla estar feliz”.

http://competiciones.feb.es/Estadisticas/Partido.aspx?p=1988117&med=0