Selfie-entrevista/ Borja Corrales: “El baloncesto me da amistades y de él espero seguir disfrutando”

Borja Corrales (Algeciras, 1993) comenzó jugando al baloncesto en una canasta que un vecino colgó de una pared en el barrio de San García. Cada deportista es hijo de su tiempo. Y, en aquel, las casas más amplias y dotadas de esa zona de expansión urbanística en la ciudad empezaron a permitir tales “instalaciones” deportivas. Hace pocos días ha cumplido 24 años. Le queda todo por decir.

JM SERRANO/ Algeciras

P: Ha sido el hombre de la semana. De no jugar casi nada a salir en Sevilla y hacerle 10 puntos al Real Betis Energía Plus B en una pista de la ACB. ¿Qué tal eso?

R: Me sentí muy contento, muy feliz. Sobre todo, al ver y comprobar la reacción a lo que me estaba pasando en todos mis compañeros, en Balmón, Javi Fernández, Samu, en todos. Lo vivieron yo creo que más que si les estuviera pasando a ellos. Mis amigos, mis familiares, la gente que nos sigue. Eso lo hizo todo más bonito.

P: Tú y Sergio Malla jugáis muy poco. ¿Cómo lo llevas?

R: La verdad es que es complicado y más, si cabe, cuando se viene de participar mucho en los equipos en que he estado porque siempre he sido un jugador de rotación. Pero es lo que quiere y nos pide el entrenador y hay que asumirlo, estar preparado para eso.

P: ¿Por qué el baloncesto?

R: Mi padre es muy aficionado al fútbol. Mucho. Empezamos probando por ese deporte, pero cuando vi que me tiraban la pelota y todos los niños se me venían encima salí corriendo y ya no volví más, jajaja. Un vecino colgó una canasta de la pared de su casa y empezamos a jugar. Ahí comenzó la historia. Luego me apuntaron al baloncesto y mi primer entrenador fue Álvaro Orduña, hoy director deportivo de ICOM UDEA y que entonces tendría unos 20 añitos.

P: ¿Cómo fueron las cosas en los primeros tiempos?

R: Muy bien, aunque Orduña me regañaba mucho y también estuve a punto de dejar de ir un día. Conocí a Javier Malla, que cogió el equipo de infantiles porque nuestro entrenador tenía problemas de trabajo y, con él, fuimos campeones provinciales de Cádiz.

P: ¿Qué esperas del baloncesto?

R: Seguir creciendo y disfrutando. El baloncesto siempre me ha dado amistades y de él espero que lo siga haciendo y que me permita conocer gente como hasta ahora.